El personal médico forma parte de una mesa de salud, se reúne continuamente con las autoridades laguneras y coahuileneses, así como con empresarios. ¿Su función? Asesorar y sugerir caminos y rutas para prevenir y mitigar la ola de contagios que continúa azotando a la región.

El pasado 11 de julio del 2020, 343 personas profesionales de la salud emitieron un pronunciamiento dirigido a los alcaldes y alcaldesas de Torreón, Gómez Palacio, Lerdo, Matamoros, San Pedro y Francisco I. Madero, así como a los gobernadores de Coahuila y Durango, para hacer una petición formal basada en cuatro puntos con el objetivo de combatir la epidemia de la infección COVID-19.

Con la información de que el virus SarsCov-2 se puede transmitir vía aérea, sugirieron que toda la gente debe usar cubrebocas y, en caso de no acatar la medida, ser acreedora de una sanción, solicitaron una campaña en donde se den a conocer las zonas de alto riesgo de contagio, vigilancia especial a todos los comercios y sugirieron el no desplazamiento de las personas después de las 10 de la noche.

Independientemente de la solicitud, llama la atención que, principalmente, la carta haya sido dirigida a los ejecutivos municipales. La falta de coordinación metropolitana en la Comarca Lagunera ha provocado, posiblemente, más muertes, más contagios, más despidos.

Aunque los gobernadores y los alcaldes y alcaldesas se han reunido en diversas ocasiones, al parecer los acuerdos han sido más de palabra que de acciones concretas, cada quien toma sus decisiones conforme a sus intereses, la ruta no está homologada a pesar de que todos formamos parte de la misma comunidad, la estrategia no es la misma a pesar de que compartimos hospitales.

¿Qué debería suceder para que las autoridades tengan voluntad política? Apenas el pasado sábado, Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, llamó la atención al municipio de Gómez Palacio, reiteró que tienen que bajar su movilidad y lo calificó como el centro de la epidemia del estado de Durango.

Te puede interesar: Pide personal médico de La Laguna sanciones por no usar cubrebocas

Por otra parte el personal médico tiene otra preocupación: se están enfermando. El pasado mes de abril, antes de que se intensificaran las infecciones, en Coahuila 100 trabajadoras y trabajadores del sector salud habían sido contagiados de COVID-19. Aunque hasta este mes de julio no se ha actualizado el dato, la situación a la que se exponen los profesionales de la salud es grave; falta de insumos médicos, contagios, estrés, cansancio y muertes.

El pronunciamiento emitido por las y los médicos es un llamado a la cordura y a la acción. Los alcaldes y alcaldesas, así como los gobernadores, en discurso han mostrado la voluntad de coordinar a La Laguna, pero en la acción todo sigue como antes.

¿Ver a la Comarca Lagunera como un sólo ente? Tal parece que para los gobiernos es algo prácticamente imposible. ¿Por qué no les conviene que los seis municipios homologuen sus reglamentos y sus estrategias para, en un principio, combatir y mitigar la epidemia y, en un segundo nivel, promover el desarrollo regional?

Mesas y mesas y mesas de discusión, reuniones en el centro de convenciones, conferencias de prensa vacías y ásperas y desnutridas de información.

Las camas covid en La Laguna están por saturarse. Si bien en los últimos 14 días la ola de contagios ha disminuido, ésta podría repuntar en cualquier momento. Atención, autoridades, escuchen, sean receptivas, déjense asesorar por quienes saben, y hagan a un lado sus intereses particulares para sacar adelante a una región que ya fue utilizada como un mal ejemplo de combate contra la epidemia a nivel nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí