Mucho se ha hablado acerca de los protocolos de actuación en caso de que una persona sospeche que podría ser portadora del virus Sars-Cov2, mismo que produce la enfermedad covid-19, sin embargo, Silvia Ortiz, integrante de Grupo Vida, explicó que en el caso de su marido, quien presenta síntomas, el trabajo de las autoridades sanitarias de Coahuila no ha sido eficiente. 

La activista, junto con su marido, recientemente realizaron un viaje a la Ciudad de México, y aunque dijeron que sí se protegieron con guantes y cubrebocas, no les consta que las personas con las que llegaron a tener contacto pudieran estar sanas. A su regreso a la Comarca, su esposo comenzó a sentirse mal. 

“Para el martes, Óscar empieza a presentar tos y escurrimiento nasal, sentía su cuerpo raro. Entonces nosotros nos esperamos un día más y hablamos, entonces nos dicen no, no hay por qué salir, ustedes quédense en casa, solamente el dolor de cabeza, temperatura o que le falte la respiración, vuélvanos a hablar y dije, oye, ¿pero no vas a venir a checar? No, y no le vaya a dar medicamento, que se quede con puro paracetamol, aquí son dos cosas, porque sí puede ser una simple infección de garganta o una cosa sencilla, ni siquiera te dan la oportunidad de tratarlo porque no vaya a ser el coronavirus y mientras las personas se pueden agravar con una simple infección, hasta agravarse”, comentó.

Silvia  explicó que después de que su marido comenzó a subirle la temperatura, volvieron a llamar al 911, pero la respuesta que recibieron no fue la más alentadora. 

Te puede interesar: La ruta de López-Gatell para combatir la pandemia del virus covid-19

“El lunes la temperatura ya estaba sobrepasando los 38 y medio, entonces estaba muy alta y seguía subiendo, entonces se le habla al 911 y les digo por favor, venga, tome la muestra o díganme qué hacer, porque no me dejan darle más que el paracetamol, entonces me dice ya la anotamos, nosotros le avisamos qué día vamos y le digo yo, “oye, dicen que a ver qué día vienen”, entonces me quitan el teléfono y les dice, ¿quieren que me muera o qué?”.

Al día siguiente de la llamada las autoridades sanitarias acudieron a hacer la prueba, sin embargo, a más de una semana de que tomaran la muestra, Silvia y su marido no han recibido los resultados. Por el momento, aunque ya no tiene fiebre, su esposo continúa con tos, aunque ésta ha bajado en su intensidad. 

La buscadora hizo un atento llamado a las autoridades a acelerar el protocolo y darle certeza a los posibles pacientes, porque su situación de salud se puede agravar en la espera de los resultados de la prueba del covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí