Para visualizar la dimensión de la epidemia por la infección Covid-19 en la ciudad de Torreón, las autoridades sanitarias aplicaron 1,500 pruebas aleatorias.

Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila, explicó que de los casos positivos que han arrojado esas pruebas, el 85% son asintomáticos, es decir, personas que potencialmente podrían contagiar a población más vulnerable.

“En las pruebas que se hicieron y en todas las que se han llevado a cabo aquí en la Comarca Lagunera en su inmensa mayoría son asintomáticos, podemos hablar casi de un 85 por ciento asintomáticos, pero en el caso de las pruebas que se hicieron, no tenemos conocimiento que se haya hospitalizado a nadie”, señaló Riquelme.

Las personas que dieron positivo a las pruebas PCR para detectar la presencia del virus Sars-Cov2 ya fueron notificadas, de tal manera que, aunque no tengan síntomas, se aíslen para evitar la propagación de la infección.

Te puede interesar: Coahuila no ha presentado avance de gestión financiera en todo el 2020

Por otra parte, Riquelme mencionó que ya está listo para su armado un hospital móvil que en dado caso prestaría servicios en La Laguna de Coahuila. Sin embargo, éste, de acuerdo con el propio gobernador, aún no es necesario porque la capacidad hospitalaria no está ni cerca de ser rebasada.

“Seguimos teniendo una tendencia dentro de los contagios de personas asintomática, esas son las más y que, por fortuna, pues nos permite seguir contando con una buena capacidad hospitalaria”, mencionó.

Por último, el funcionario estatal explicó que tienen conocimiento de cada una de las personas que están hospitalizadas, de tal manera que cada día tengan el número exacto de casos positivos, sospechosos y descartados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí