El expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, anunció su renuncia al Partido Acción Nacional tras 38 años de militancia.

El político michoacano, señaló que, desde su perspectiva, está cancelada la democracia interna en el partido y eso hace imposible revertir su situación actual.

Además, apuntó que la elección interna que se llevó a cabo el día de ayer, y que dejó como virtual ganador a Marko Cortés, es un ejemplo del “control envilecedor” y que la próxima dirigencia será una “fiel expresión de la corrupción”.

La renuncia de Calderón Hinojosa fue presentada la tarde de ayer mediante una carta dirigida al actual presidente del partido, Marcelo Torres Cofiño. En ella, puntualizó los motivos por los que dejará su militancia, uno de ellos, y fue precisamente el que utilizó para abrir la redacción del documento, fue que el PAN ha dejado de ser el instrumento de participación ciudadana para la construcción de un México mejor, como lo pensaron sus fundadores.

Además, agregó que el diálogo “respetuoso y serio sobre problemas fundamentales del país ha quedado cancelado, siendo suplido por decisiones cupulares que responden a intereses personales y del grupo”.

Por otra parte, definió al grupo que controla al partido como un “consorcio que ha destruido la democracia interna”.

Por último, Calderón expuso en la carta que la democracia interna ha sido destruida por la manipulación del padrón de militantes mediante exclusiones e inclusiones selectivas e ilegales, “con lo que se ha dejado el control de la que fue la mejor alternativa política de los mexicanos en manos de los intereses de esa camarilla”.

Aquí la carta completa:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí