En mayo de este año, el Gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo, designó a Jorge Zuriel de los Santos Barra como nuevo Fiscal General del Estado. Los ingresos del servidor público son de 100 mil pesos mensuales; 80 mil por el salario y 20 mil más para viáticos. Sin embargo, tras menos de medio año en el cargo, Zuriel ya tuvo la oportunidad de adquirir una mansión en el puerto de Acapulco a cambio de 10 millones de pesos. Cantidad que ni siquiera ha ingresado mientras ha fungido como Fiscal General.

Una investigación del diario Reforma dio cuenta de que Jorge Zuriel, además, provenía de una colonia conflictiva de la ciudad costeña, en donde la violencia por el narcotráfico era un fenómeno constante.

El cambio en la vida del Fiscal dio un giro de 180 grados. La mansión que adquirió y que cubrirá con dos pagos únicos de 5 millones de pesos está ubicada en una exclusiva zona del puerto que se llama “Club Residencial La Cima”. En este lugar tienen sus mansiones personajes como Carlos Slim, Carlos Romero Deschamps, Carlos Salinas de Gortari de incluso, en su momento, el mismo Chapo Guzmán.

Según la investigación del mismo diario capitalino, una casa colindante a la del Fiscal General cuenta con seis recamaras, 6 y medio baños, sala, comedor, cocina, alberca, estacionamiento para cuatro autos, terraza, vapor, techo de palma, roof garden y estancia con vista al mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí