Image default
Portada » Más que escuchar a las víctimas
Política Local Red es Política

Más que escuchar a las víctimas

La exigencia de la Caravana por la Verdad, Justicia y Paz fue clara este fin de semana: atención de parte de las autoridades y poner fin a la historia de horror que día a día cobra la vida de más mexicanos, los desaparece y los convierte en víctimas de una guerra que nadie pidió.

Pero más allá de la presencia del poeta Javier Sicilia y la familia LeBarón hay que analizar lo que motivó el movimiento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se equivoca al decir que le da “flojera” atender a los miembros de este movimiento y después acusar que se trata de un “show”.

Tiene derecho a pensar lo que quiera de las personas que representan esas movilizaciones, sin embargo, no puede negarse a atender a los que son víctimas de un Estado fallido.

El mandatario parece olvidar que mucho del capital político que lo llevó a convertirse en la principal autoridad del país fue precisamente el hartazgo por la violencia y la corrupción emanada de más de 80 años de gobiernos ineficaces y sordos al dolor colectivo. Hoy cifras oficiales dan cuenta de cerca de 62 mil personas desaparecidas en todo el país.

Cada grupo u organización que representa a las víctimas es complejo y también sería irresponsable decir que refleja el dolor de todos, aunque sí de un sector de la población y por ende una estructura que merece ser escuchada.

En el caso de Coahuila tenemos un ejemplo bastante claro de lo que pasa cuando el diálogo con las víctimas pasa a otro nivel y representa un mecanismo de administrar la tragedia.
No está mal que los colectivos de las familias de personas desaparecidas buscaran un acercamiento con la autoridad y menos plantear muchas exigencias más que válidas.

Pero en esta entidad la autoridad ha sabido darle la vuelta a escuchar a las víctimas y ante organismos internacionales pararse el cuello con leyes o acciones de «avanzada», que podrá ser cierto, pero hasta hoy no existe un esclarecimiento sobre el paradero de los ausentes durante los años de mayor violencia.

Te puede interesar: Reportan 879 fosas con 1,124 cuerpos y un total de 5,184 nuevos desaparecidos en 13 meses: Segob

Entonces tomando como reflexión el caso Coahuila habría que preguntarse qué debe hacerse además de escuchar a las víctimas.

La respuesta obvia sería dar una solución a la crisis de inseguridad, pero también hay que decir que como sociedad la indiferencia nos cobra factura.

La voz de colectivos y asociaciones es fuerte, pero aún no lo suficiente para obligar al gobierno a tomar medidas radicales.

¿Por qué? La base social sigue siendo débil si consideramos al grueso de la población y cabe cuestionarse si cada coahuilense va esperar a que la violencia le quite a un familiar para solidarizarse.

Algo similar pasa en el plano nacional, debido a que la caravana no fue bien recibida por muchos que mantienen un fanatismo hacia la figura presidencial y no alcanzan a comprender que si hay muertos y desaparecidos nos debe doler a todos.

Artículos Relacionados

(VIDEO) Sorprenden a agentes de vialidad agrediendo a ciudadanos en Torreón

Editorial

Sólo 25% de los homicidios contra mujeres en México se clasifican como feminicidios

Editorial

Coahuila registra cifra más alta de homicidios dolosos desde 2015

Editorial
Cargando....