Información vía El Financiero

Juan Carlos ‘N’, agente de Investigación Criminal imputado por la muerte del migrante hondureño, Marco Tulio, asesinado hace nueve días druante un operativo del estado fue vinculado este viernes a proceso.

Una vez iniciada la audiencia, el abogado del agente desistió de una decena de testimonios programados para aportar pruebas en favor de su representado, entre ellos los de cinco agentes.

Los litigantes aseguraron que su cliente disparó en legítima defensa al señalar que el migrante además del arma presuntamente encontrada en su mano calibre .25 milímetros, poseía otra calibre .9 milímetros y diversas drogas en una mochila que portaba.

Lectura recomendada: Policías asesinan a una persona migrante en Saltillo.

La fiscalía contradijo los dichos de los abogados con el resultado de la prueba de radiosonato que salió negativa en ambas manos de la víctima y consideró fuera de lugar los señalamientos de una segunda arma y drogas.

La noche del 31 de agosto, durante un operativo relacionado con una investigación por narcomenudeo por parte de la Fiscalía General de Coahuila, el migrante hondureño recibió un disparo calibre .223, que salió por el lado derecho de su abdomen, el cual en su trayectoria dañó tres arterias y lo mató mientras se encontraba con su hija de ocho años.

Durante los alegatos de las partes, la Juez encontró manipulación en la escena del crimen, dijo que en dos informes de diferentes autoridades, la posición del arma que supuestamente el migrante detonó contra los agentes, no se ubica en el mismo espacio.

El informe de los primeros respondientes señalaba que la escuadra calibre .25 milímetros fue localizada en el costado derecho, mientras que el de los agentes, firmado por el propio Juan Carlos, decía que el arma estaba en la mano derecha del migrante y que su dedo índice estaba en el gatillo.

El testimonio de otro agente presente el día de los hechos afirmaba que Juan Carlos ‘N’ brincó las vías del tren y se aventuró detrás de los migrantes, luego escuchó los disparos y al alcanzar a Juan Carlos, este le pidió una ambulancia para el migrante que ya había fallecido.

Tras una hora y media de alegatos, la Juez de la sala 9 del Centro de Justicia de Coahuila determinó además de la vinculación, ingresar al penal al agente hasta febrero de 2020, cuando se agendó audiencia para dictar sentencia.

Por otra parte, el asesor espiritual de la Casa del Migrante Saltillo, Pedro Pantoja, dijo que existe todo un pueblo centroamericano dolido por estos hechos.

El presbítero dijo que espera sentencia justa para el agente imputado por el homicidio de Marco Tulio y una reparación del daño completa para sus deudos, la menor, una pareja embarazada y la madre del migrante.

Pedro Pantoja señaló también manipulación en el caso y descartó que Marco Tulio haya portado armas o drogas como aseveró la defensa del agente.

“No puede estar vinculado el migrante a una acción anticipada a los cuerpos de la Fiscalía. Es una artificialidad tremenda, yo creo que fue totalmente manipulado este acontecimiento; corriendo con la niña, era imposible que él pudiera tener una acción punitiva en contra de la policía”.

El religioso aseguró que un error de los agentes se quiso esconder con la criminalización a los migrantes y pidió que la justicia alcance a altos mandos de la Fiscalía General del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí