La mañana de este miércoles 28 de junio, la Red de Mujeres de La Laguna realizó una rueda de prensa donde dio a conocer dos casos concretos que ejemplifican una parcialidad y tráfico de influencias al interior de la PRONNIF región Laguna (Procuraduría de los niños, niñas y la familia). La Red de Mujeres vela por la protección de las mujeres y sus derechos, sin embargo, en el acompañamiento que ofrecen a las mujeres que son víctimas de violencia y a sus familias, también conocen de primera mano la actuación de diversas instancias gubernamentales implicadas en resolver las problemáticas o consecuencias derivadas de la violencia hacia la mujer.

La vocera de la Red de Mujeres de La Laguna, Adriana Romo, señaló que han observado algunos casos donde están implicados menores de edad, en ellos la PRONNIF ha actuado con laxitud, negligencia y ha cometido omisiones que dejan a las y los menores sin la salvaguardia y protección de sus derechos, faltando al objetivo principal de esta Procuraduría. Destacó que la Red de Mujeres de La Laguna fue excluida de la comisión para el estudio de la violencia feminicida que se conformó en la ciudad de Saltillo por parte del Gobernador Rubén Moreira, por las anomalías que se han denunciado en las distintas instituciones gubernamentales que no cumplen su función en la prevención de la violencia.

Por su parte, Ariadne Lamont, integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, recordó que la muerte de la niña Rocío, de la ciudad de Ramos Arizpe, es un “Feminicidio infantil de Estado”, ya que es la misma PRONNIF  quien entrega a una familia no apta para su adopción a una menor de 6 años, quien vivió año y medio de tormentos, finalmente es violada y posteriormente asesinada a golpes. Este infierno ocurrió al interior de la familia adoptiva, con la tolerancia y complicidad del Estado a través de la PRONNIF.

“La muerte de esta pequeña sin duda es un Feminicidio de Estado, ya que cumple con varias causales que señala el Código Penal de Coahuila en su artículo 336 BIS 1. El Estado debió de proteger a esta niña, además vemos una gran omisión, negligencia y  tolerancia a la violencia feminicida que terminó con la vida de esta pequeña. Como parte de nuestra exigencia pedimos que se proceda contra quien resulte responsable al interior de la PRONNIF”.

Se expusieron dos casos concretos; el de la señora Lorena Arlete Anguiz Contreras y Cristela Soto Contreras, esta última pertenece a la Red de Madres Poderosas, madres que han perdido a sus hijas producto de la violencia feminicida.

Arlete Anguiz, comunicadora lagunera, dijo que fue víctima de violencia extrema, actualmente se encuentra luchando por la custodia de sus dos menores hijos de 15 y 8 años:

“En esta batalla jurídica me he encontrado con varias anomalías, desde un juzgado que se ha prestado al tráfico de influencias y compadrazgos. En PRONNIF presenté a mis hijos a declarar, ya que ellos también fueron víctimas de violencia; desde maltrato físico y psicológico. La declaración de uno de mis hijos fue extraviada por más de 6 meses, el juez Obed Santibáñez otorgó la guardia y custodia de mi hijo de una forma irregular, cuando el niño manifestó a la Unidad de Atención a Víctimas de Seguridad Pública Municipal, que su deseo era vivir con su madre, ya que había sido maltratado psicológica y físicamente por su padre Salvador Monroy, mejor conocido como Mony Monroy.

Existen denuncias en su contra en el Centro de Justicia para la Mujer de Torreón, sin embargo en esta instancia tampoco pasó nada, el agresor se ostenta como un hombre de mucho poder, con influencias en el gobierno actual, incluso aparece como empleado del Ayuntamiento de Torreón, en la dirección de Finanzas, en el departamento de Tesorería con el número de empleado 034739 sin laborar ni presentarse físicamente a ninguna dependencia, es lo que se considera un “aviador”.

Hoy temo por mi seguridad, mi vida y la de mis hijos, él continúa amenazándome de muerte, presentando denuncias falsas de robo a casa habitación, sustracción de menores, robo de vehículo, he sido re-victimizada ante las autoridades. Lo hago responsable de lo que me pase a mí o a mi familia”.

Con voz entre cortada, dijo que México es el país del no pasa nada, donde la justicia es ciega y sorda para las mujeres que son víctimas de violencia, Arlete hizo un llamado a las autoridades para que retomen el caso, que se hagan pruebas psicológicas a todos los miembros de la familia, destacó que Salvador no se ha presentado al Centro de Evaluación Psicosocial del Poder Judicial del Estado, para que se le realicen las pruebas pertinentes.

“Pido a la PRONNIF que trabaje de una manera imparcial, que investigue el expediente de mis hijos y lleve a cabo las pruebas pertinentes, para determinar la mejor opción de la custodia de los menores”.

 Por otra parte la señora Cristela Soto Contreras, integrante de la Red de Madres Poderosas, madres que han perdido a sus hijas producto de la violencia feminicida, recordó que es madre de Daisy Viridiana quien fue asesinada en 2016 por su pareja sentimental, dicho proceso está en curso en el ramo penal. Sin embargo su nieto, el hijo de Daisy enfrenta un proceso legal para determinar la patria potestad.

“Mi hija falleció el 20 de julio, ella me deja a mi nieto Dóminic de 4 años. Omar Piña pareja sentimental de Daisy interpuso una demanda en mi contra en la PRONNIF el primero de agosto de 2016, van policías a mi casa para pedirme que le preste mi nieto

al señor. Siempre he cuestionado a los representantes de PRONNIF, si saben el daño que le hace a mi nieto ver a este señor, presunto asesino de mi hija, el único testigo de los hechos aquél trágico día, fue precisamente mi nieto, quien llama al señor Omar: el monstruo”.

Agrega que en las declaraciones y pruebas psicológicas el niño ahora de 5 años siempre menciona que un monstruo salió detrás del camión y golpea a su mamá, él niño le tiene pavor, no miedo a este señor. Por eso no me explico porque la PRONNIF exige que el niño conviva con el supuesto asesino de mi hija, le proporcioné a la autoridad documentos que acreditan que el señor consume drogas, no se puede cuidar ni él mismo, consume tanta droga que tiene crisis de ansiedad.

Señala que PRONNIF manda hacer un estudio psicológico y socioeconómico a Omar Piña Hernández, sin embargo el mismo estudio se contradice, ya que señala que presenta adecuada ubicación de juicio de realidad y no presenta perturbaciones emocionales significativas por lo que las convivencias pueden proporcionarse. Por otra parte en el mismo análisis psicológico de la PRONNIF a cargo de la psicóloga Luz María Franco Ríos, señala que presenta rasgos de personalidad obsesiva, cuenta con características de introversión, inseguridad, timidez y temores, demuestra alejamiento interpersonal y necesidad de ser contenido por el medio ambiente, por falta de apoyo y seguridad. Además se esfuerza por causar buena impresión ante los demás, tiende a correr riesgos al sentirse expuesto, como defensa muestra una actitud socialmente agresiva.

“No entiendo como PRONNIF permite que un hombre que consume drogas, tiene una evaluación psicológica donde lo señalan como agresivo, además enfrenta un proceso penal por el delito de asesinato, pretendan que le preste a mi nieto para convivir como familiares. Esa instancia debe proteger a los niños, no entregarlos a personas no aptas. Pido que se hagan las investigaciones pertinentes y se haga lo mejor para el niño”. Declaró Cristela Soto.

[vc_images_carousel images=”5306,5305,5304,5303,5302,5301,5300,5299,5298″ img_size=”500×600″ autoplay=”yes” wrap=”yes” css=”.vc_custom_1498750057246{padding-top: 50px !important;padding-left: 230px !important;}”]

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí