Image default
Portada » Nueva embestida de Chemours: otra vez manipulación
Colaboraciones Destacadas Red es Opinión

Nueva embestida de Chemours: otra vez manipulación

Por Germán Cravioto

El pasado mes de agosto, Chemours desplegó lo que considero una nueva embestida en su intento de instalar una planta para la producción de cianuro de sodio en El 7 Pueblo Nuevo, municipio de Gómez Palacio.

El 14 de agosto, un camión descargó despensas* en el domicilio de “Rebollo”, un habitante y ex jefe de cuartel de El 7 Pueblo Nuevo. Desde ahí, una camioneta propiedad de Azteca Producciones, de los hermanos Eneas y Sergio Chávez Flores, fue utilizada para repartir las despensas entre habitantes de El 7, Aurora, El Volado y Abisinia. En la dinámica de entrega, se pidió a las personas su credencial del INE y que firmaran en una lista; desconozco el contenido formal de la lista, pero a decir de Sergio Chávez Flores, sólo tenía el objetivo de llevar un “control interno” y que nadie más que él estaba detrás de dichas entregas.

En esta misma dinámica, los Chávez Flores, con vínculos priístas conocidos, aprovecharon para desprestigiar al Frente Unido de los Pueblos de la Laguna en Defensa de la Vida y el Territorio (FUPLDVT), tanto a los profesores y maestras de la CNTE que lo integran, como a las personas avecindadas en el territorio que también forman parte del Frente.

Por otra parte, en algunas publicaciones de la página Facebook del FUPLDVT (en especial “Seguiremos firmes!” 27/ago/2020**), el mismo Sergio Chávez Flores y otros perfiles reconocibles por el mismo patrón de interacción, se dedicaron a atosigar a las personas que expresaron su rechazo a la instalación de la fábrica. Sus “argumentos” versaron principalmente en torno al empleo y el desarrollo; y fue consistente la descalificación antipática de la resistencia del Frente.

Te puede interesar: Presentan queja ante la CNDH para pedir cancelación de Chemours Laguna

En ese contexto de manipulación y atosigamiento, me permití cuestionar a Sergio Chávez Flores en uno de sus comentarios: “Una vez más se muestra que el frente desunido ya perdió toda credibilidad tanto con los pobladores como con la clase política…” (dentro de la publicación antes citada).

Sus respuestas reflejan la pésima calidad de relación humana que promueve Chemours en la Comarca Lagunera y su escasa preparación para argumentar a favor de la empresa que le paga.

Lamentablemente, me vi en la necesidad de adoptar su tono antipático con el objetivo de extraer información relevante para elaborar la presente denuncia pública, pero también aportando conceptos y datos que considero valiosos para sostener una oposición racional, ética y ambiental contra la instalación de la fábrica (escandalosa apropiación del agua común de los pueblos del Sarnoso y toda la Laguna***, relación del cianuro con la minería a cielo abierto, historial de conflictividad social, daños a los ecosistemas y represión).

El conjunto de la discusión que sostuve con Sergio Chávez revela su nula intención de argumentar de manera “puntual, sin evasivas” y con “datos serios” —como él se lo exige a personas que expresan su rechazo a Chemours—. En realidad exhibe un comportamiento por consigna, pagado por Chemours (al menos así pretende declararlo él), es decir, una consigna mercenaria en contra de la digna subsistencia de las personas que se verían afectadas con su proyecto.

Muestra de lo anterior es su respuesta a la pregunta inicial que le hice (¿Quién te paga?). Pasó tres días sin ofrecerla (aunque sí prodigó varios juicios despreciativos); a la luz de las ocho veces que editó dicha respuesta, considero válido concluir que él está al servicio de Chemours para manipular conciencias en las comunidades y atacar de manera cobarde la moral de lucha del Frente y sus simpatizantes.

Sí, en la escala de “Valores Chemours”, es despreciable que la gente de abajo defienda su territorio y sus medios de subsistencia, pero es perfectamente legítimo pagarle a personas que proceden de manera esquizoide para confundir y manipular en favor de sus intereses capitalistas.

En esas estamos.

*Hay testimonios de que eran 240 despensas, las cuáles no se entregaron en su totalidad, presuntamente porque los vecinos encargados de asignarlas se guardaron una buena parte; también se ha mencionado que en Abisinia hubo un pleito entre vecinas debido a la entrega parcializada de las mismas.

**Vínculo de la publicación donde discutí con Sergio Chávez

***43 metros cúbicos por hora según la Manifestación de Impacto Ambiental que Chemours presentó ante Sagarpa en 2017 (aunque no me queda claro durante cuántas horas al día; la empresa no tiene ninguna intención de informarlo).

Artículos Relacionados

La Comarca Lagunera y las empresas de muerte

Editorial

Gomezpalatinos reclaman un derecho a la ciudad

Laguna Soberana

Presentan queja ante la CNDH para pedir cancelación de Chemours Laguna

Editorial
Cargando....