¿Qué son los proyectos?, Según la Real Academia Española, a través de:(http://www.wordreference.com/definicion/proyecto), “es un propósito, o pensamiento de hacer una cosa”, o, por otro lado, “Plan y disposición detallados que se forman para la ejecución de una cosa”.

A simple vista, pareciera que es algo simple, sin embargo, tener propósitos para llevar a cabo un plan, no es tan sencillo, se pretende que todos estemos preparados para planear las cosas que hacemos todos los días, sobre todo, aquellas cosas que guardan cierta importancia. Ordenar nuestro día, por horarios y actividades es algo que pocos hacemos; generalmente actuamos de acuerdo a cómo nos van surgiendo las situaciones, y sólo ponemos orden a todo aquello que consideramos “formal”.

Pensar que las actividades formales son un compromiso y que debemos acatar protocolos, nos resulta fastidioso. Nunca nos detenemos a pensar que formalizar es parte de nuestro quehacer, ya sea en el hogar, en la escuela, en el club, en el trabajo, en la Iglesia, y en cualquier otra institución. Esta visión sobre los proyectos, se la atribuimos a los otros, esos otros que pareciera que están en nuestra contra, y que nos generan incomodidad, descontento, obligación, y una responsabilidad que pareciera en nada nos beneficia.

Esto sucede porque actuamos buscando la aceptación del otro, quien quiera que éste sea. Nuestros proyectos surgen y se planean para los otros, buscamos la aceptación de los padres, de los maestros, de los jefes, de los ministros de la Iglesia, etc, etc, etc. Es indispensable auto-descubrirse, no es nada fácil hacerlo, pero es imprescindible que reflexionemos y podamos ver hacia nuestro interior, buscar, indagar, quiénes somos, en dónde estamos, qué queremos, hacia dónde vamos, y sobre todo, cómo vamos a lograr nuestros sueños.

No tenemos que buscar la aceptación de los demás, sería más sencillo aceptarnos a nosotros mismos, claro, con la convicción de que estamos seguros de lo que anhelamos para nuestro futuro. Pensar en nuestro proyecto de vida no es tan sencillo como planear y proyectar una reunión de trabajo. Hablar de un “Proyecto de Vida”, implica auto-conocerse, identificarse con ciertas ideas, actitudes, saberes y deseos a futuro. Hacer un plan de vida, requiere de la formación de una conciencia propia y de deseos propios, mismos que integran nuestra personalidad y capacidad de ser para nosotros mismos, y también de esta capacidad que nos permitiría desempeñarnos como seres humanos, como seres sociales, como miembros de una familia, sin dejar de ser quienes somos.

Los conmino a que formulen su proyecto de vida, y si ya lo planearon, a darle una nueva mirada, para hacer los cambios que crean pertinentes.

No es fácil seguir solamente nuestros sueños, sobre todo cuando no se es independiente, cuando no se es autónomo, pero sí es una buena forma de darle un sentido a nuestra existencia, mismo que nos permitirá ser cada vez más maduros; que nos conducirá por las distintas veredas que irán forjando nuestra experiencia, y que nos permitirá actuar con el gusto y el placer en lo que nosotros mismos planeamos para nuestra existencia.

¿Ya están listos para esto?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí