Image default
Portada » ¿A poco no…? Romper con el pasado y construir el futuro del México nuevo
Columnas

¿A poco no…? Romper con el pasado y construir el futuro del México nuevo

¿A poco no sabías que muchos intelectuales se han exprimido las neuronas para llegar al fondo de la esencia de este contradictorio y paradójico país nuestro? Filósofos, historiadores y sociólogos, a lo largo de casi cinco siglos, han escrito múltiples ensayos, tratados, tesis y crónicas de la idiosincrasia del mexicano: desde la Historia General de las Cosas de la Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún, que data del siglo XVI, hasta El Laberinto de la Soledad, de Octavio Paz e, incluso, el más reciente, El Misterio de los Mexicanos de Jorge G. Castañeda, todos han escudriñado el interior del alma nacional para tratar de explicar nuestros defectos, virtudes y contradicciones.

En la búsqueda del porqué somos como somos para saber por qué estamos como estamos, resulta interesante conocer algunas de las conclusiones de los expertos en las raíces del ser nacional, entre ellas: el mexicano, por lo general, sólo sabe despotricar, quejarse, sólo grita, se lamenta, pero no actúa ni es constante en sus exigencias; es flor de un día y, en no pocos casos, de medio día; es apático, conformista y resignado. Como el cerillo, se prende ante un estímulo externo, pero al poco rato se apaga.

Gabriel Careaga, en sus Mitos y fantasías de la Clase Media en México, asegura que “los mexicanos forman un conjunto de mitos impuestos por siglos de tradición y prejuicios, siendo su resultado: hombres que permanecen como eternos adolescentes, asombrados, perplejos y temerosos frente al mundo”. En tanto que Octavio Paz atribuye a los 300 años de dominación española, al turbulento siglo XIX buscando nuestra identidad como nación, a la dictadura porfiriana y la posterior “dictablanda” priísta, el espíritu apocado, mediocre y dócil del mexicano promedio. Es la visión de los vencidos históricamente.

Con una participación ciudadana en pañales y dos Méxicos paradójicos, el competitivo y el estancado, nuestra nación confronta a una minoría activa, pensante y actuante que lucha por salir del subdesarrollo, trabaja en equipo y enarbola la bandera de la calidad e innovación, con una mayoría pasiva, resistente al cambio, resignada a su destino tercermundista, renuente a la labor en equipo y a enfrentar sus problemas proactivamente. Impera un profundo rechazo al conflicto y se tiende a simpatizar con las víctimas porque es una nación de vencidos y los mexicanos se identifican con la derrota porque, como dice Jorge Castañeda, “en nuestra historiografía, ésta ha constituido el principal tema recurrente, siendo la resignación, la mejor alternativa al conflicto”.

Para Castañeda, “la aversión mexicana por el enfrentamiento surge del miedo de que todo conflicto conduce a la violencia en una sociedad proclive a la agresividad, la creencia de que después del altercado no hay reconciliación posible, y la convicción de que toda confrontación es inútil. En un sondeo sobre la discordia, las respuestas fueron elocuentes: marchas y plantones recibieron 73% de desaprobación y 27 de aprobación; huelgas de hambre 78 y 22%; toma de las cámaras 80 y 20%; confrontación con la policía o el ejército, rechazada por el 97%. Es difícil imaginar estadísticas similares en otros países democráticos”.

Ya basta de que el presente del mexicano, en su gran mayoría, como dijo Gabriel Careaga, se traduzca en ‘el desgarramiento del querer ser y el no poder ser’; basta de vivir en una constante contradicción que oscila entre sueños de grandeza y pesadillas de frustración, deseos de transformar el mundo e incapacidad de cambiarse a sí mismo; anhelo de superación anclado en la impotencia para lograrlo; doble moral de la prédica de valores y la práctica de autoritarismo, despolitización, ignorancia, apatía y conformismo. Llegó el tiempo de asumir el reto de romper las cadenas del pasado y empezar a construir el futuro del México nuevo. ¿A poco no estarías dispuesto a ello?

Artículos Relacionados

La Comarca Lagunera y las empresas de muerte

Editorial

Torreón promedia 11 accidentes de tránsito al día

Editorial

Torreón a la cabeza en altas médicas por covid-19

Editorial
Cargando....