Mortalidad

El covid-2019 ha llegado a la Comarca Lagunera, trayendo consigo chismes, memes, desinformación y todo lo que esté en medio. El fenómeno es natural. La medicina se topa con una cepa para la cual no hay vacuna, y el temor a una pandemia mundial se esparce volátil. Sin embargo, el remedio a todos esos efectos secundarios debería de ser provisto  por los medios de comunicación, cuya principal motivación debería de ser el proveer de información veraz a los consumidores. 

En vez de esto, algunos medios aprovechan la situación para generar más visitas en sus sitios de internet, vendiendo encabezados tendenciosos y alarmistas, cuyo único propósito es aprovecharse del morbo de la multitud.

¿Es tan peligrosa la nueva cepa del coronavirus?

En palabras claras, no.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el índice de mortalidad de la cepa covid-2019 es del 0.02%, teniendo su índice de mortalidad más alto en las personas mayores de 80 años, alcanzando un 14,8%. La gripe común es 60 veces más mortal.

¿Qué quiere decir esto?

Que incluso, enfrentándonos al panorama más adverso (ser un paciente de más de ochenta años y padecer coronavirus) las probabilidades de que llegue a ser mortal, son de 1.5 en 10.

Si hay algo a lo que deberíamos de temer, especialmente en la Laguna, son a las enfermedades relacionadas con la obesidad y la hipertensión provocada por ésta. En 2016, un estudio de la OMS sobre causas de muerte en el mundo, colocó a la enfermedad isquémica del corazón en primer lugar, seguido por los infartos y en tercer lugar la enfermedad pulmonar obstructiva.

Te puede interesar: Corrupción, la historia interminable

Comparando datos…

Si sumamos los tres primeros lugares, un aproximado de 18 millones de personas fallecen anualmente a causa de las tres principales enfermedades contempladas por la OMS.

El continente Americano posee aproximadamente 1,002 millones de habitantes. Si todos en el continente se contagiaran, la cantidad de muertes provocadas por el Covid-2019 (utilizando como referente los datos de la OMS)  ascendería a 20 millones 400 mil víctimas. Una cantidad monumental de vidas, sin duda. Pero no es razón para alarmarse.

En el mundo mueren aproximadamente 25,000 personas por hambre, cada día. En un año son aproximadamente 9 millones. Cada cinco segundos, un niño muere por alguna causa que era prevenible.

¿Por qué eso no nos alarma? ¿Por qué eso no nos preocupa?

Porque el coronavirus puede contagiar a cualquiera, sin importar su clase social. El hambre no.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí