Columna #OjoPorDiente Por Fernando de la Vara

El coronavirus no existe. Le están sacando el líquido de las rodillas a los que internan, por eso los regresan muertos. ¿Sabes por qué los viejitos son los más propensos a morirse por el virus?, porque el gobierno se quiere deshacer de ellos para no pagarles la pensión. Estoy seguro de que todos tenemos por lo menos un familiar o un amigo, incluso puedes ser tú, que cree todo lo anterior.

Creer este tipo de cosas es peligroso, ¿por qué peligroso?, porque ya ocurrieron varios sucesos violentos a lo largo del país (y parece que cada vez serán más) a causa de la desinformación, sin embargo, a mí me llamaron mucho la atención los siguientes dos episodios:

a) A principios de mayo, habitantes de Ecatepec, Estado de México, enfrentaron a médicos y elementos de seguridad del Hospital General de Las Américas. Los familiares de pacientes ingresados por coronavirus reclamaban por las muertes de sus parientes, “¡Ayer lo ingresamos bien, estos desgraciados los mataron!”, “¡Aquí están matando gente!”, “Dime qué les están inyectando. ¡Los están matando en el hospital los pinches doctores!”, fueron algunos testimonios que diferentes medios replicaron; llegaron elementos de la Guardia Nacional a resguardar el hospital y detener las confrontaciones y ataques de los familiares contra los médicos, enfermeros y personal administrativo. María Dolores Carrillo, madre de una víctima, dio declaraciones a Imagen Noticias, y mencionó lo siguiente: “Quiero que me regresen a mi hijo completo, nada de cenizas, quiero el cuerpo completo de mi hijo, porque sabemos que el coronavirus no existe. Aquí a mi hijo me lo inyectaron para matarlo”.

b) A finales de mayo, en el municipio Venustiano Carranza, en Chiapas, que se encuentra a 90 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, cientos de habitantes realizaron destrozos en la alcaldía, la saquearon y quemaron muebles y papelería de la presidencia, después incendiaron automóviles de médicos y enfermeras que trabajan en la clínica del IMSS del municipio. El pretexto: el alcalde extraído de MORENA, Armando Trujillo Ancheyta, “Mandó drones para matar a la gente con un químico que hace que se sequen los pulmones. El químico se llama Paraquat. El alcalde nos está matando con drones”.

Considero muy delicado que una persona crea como cierto que estamos siendo constantemente engañados, que los médicos y autoridades en realidad se preocupan por contagiar a personas de coronavirus, ¿pero por qué creemos que el Gobierno y las instituciones nos engañan? Quizá porque estamos acostumbrados a que nos mientan, como la vez que un tal García Luna montó la detención de una francesita vinculada con una banda de secuestradores, para ser presentada en vivo durante el noticiero de Loret de Muela, o cuando niños con cáncer recibieron tratamientos falsos, con agua destilada, en lugar de quimioterapias, en Veracruz, durante el gobierno de un inocente Duarte, uy, o una vez que se cayó un sistema y el hijito de un General no nos gobernó y en cambio Salinas, no Ricardo, el otro, el “innombrable”, se transformó en nuestro Presidente. ¿Así cómo piden que uno les crea?

Sin embargo, los hechos que narré anteriormente tienen un par de cosas en común: ambos sucedieron en lugares marginados, olvidados históricamente por el Estado; Ecatepec, por ejemplo, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), posee los índices nacionales más altos de pobreza, violencia y rezago; y la violencia en ambos lugares, tanto Venustiano Carranza como en Ecatepec, funcionaron como detonantes de comentarios clasistas, burlas y memes. 

Más de Fernando de la Vara: La policía (no) te cuida

Ante esto, me formulo dos preguntas: 

1) ¿Por qué son recibidos por buena parte de la población como actos ignorantes, que más que poner sobre la mesa temas como el rezago y la desigualdad, desencadenan escarnio hacia los perpetradores? 

2) ¿Por qué ocurren estos eventos violentos en lugares con estas características de rezago y de marginación? 

Y trato de responder: 

1) Porque es más sencillo para todos nosotros no ejercer el pensamiento crítico y creer que esas reacciones, violentas y viscerales, sólo pueden provenir de los otros, de los ignorantes, y claro que nosotros no somos ignorantes ni salvajes, pero los demás sí, y hay que señalarlos con burlas.

2) Es probable que, cuando el Gobierno y sus instituciones te han dado la espalda y visto la cara tantas veces, y se han burlado de ti, y no sólo eso, sino que el Estado no te protege ni crea las condiciones sociales favorables para una mejor vida, como la educación, la salud, la seguridad, el trabajo y el bienestar de tu familia y en cambio, encubra robos, violaciones, homicidios, desaparecidos, feminicidios para que queden impunes, estés dispuesto a creer todo lo que una cadena de whatsapp o lo que un grupo de Facebook te diga sobre cómo el Covid es un invento para acabar contigo.

Estoy totalmente de acuerdo en que la violencia no debe ser tolerada, en especial si es originada por la ignorancia, pero sí habría qué cuestionarnos, con tantas arbitrariedades, abuso policíaco, corrupción y descaro, ¿por qué les creemos?

* El punto de vista del autor no necesariamente refleja la postura de esta casa editorial, Red es Poder es un foro de voz libre y así será siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí