López Obrador tenía entre sus múltiples promesas regresar al ejército a los cuarteles, y crear una guardia civil, sin entrar en tecnicismos, ni de expertos se concibe la guardia civil como un cuerpo policíaco y no una entidad militar, ejemplos sobran: En Israel es una organización de ciudadanos voluntarios israelíes que asiste en todos los días la policía de trabajo. En Perú, La Benemérita Guardia Civil del Perú.(BGCP) (hoy integrada en la Policía Nacional).  En España, es un instituto armado español de naturaleza militar con funciones de policía, dependiente de los Ministerios de Interior y de Defensa, es un cuerpo de seguridad pública de ámbito estatal y por su naturaleza se le pueden encomendar misiones militares

Este último punto nos pone en la realidad de lo que sucede en México, a las fuerzas armadas se le encomiendan funciones policíacas.

Veamos, a vuelo de pájaro, qué son y quiénes son los responsables de la seguridad nacional, seguridad interior y seguridad pública.

La seguridad nacional se refiere a la noción de relativa estabilidad, calma o predictibilidad que se supone beneficiosa para el desarrollo de un país; así como a los recursos y estrategias para conseguirla, principalmente a través de la defensa nacional.

Seguridad interior debe ser vista como una función del Estado orientada a identificar, investigar, perseguir y sancionar riesgos y amenazas provenientes del interior del país, tales como delincuencia organizada, actividades terroristas, problemas migratorios y ataques cibernéticos.

La seguridad pública es un servicio que debe brindar el Estado para garantizar la integridad de todos los ciudadanos y sus bienes, implica que los ciudadanos puedan convivir en armonía, respetando los derechos individuales del otro. El Estado es el garante de la seguridad pública y el máximo responsable a la hora de evitar las alteraciones del orden social.

Más de Moisés Picazo: Países del mundo; dos problemas básicos; México, cuatro y más

Vistos así, solamente en seguridad nacional es donde las fuerzas armadas tienen injerencia directa, pero con este nuevo decreto en el que se hace intervenir a las fuerzas armadas en labores netamente policíacas y llevarán la pauta en todos los aspectos, pues se define que la Secretaría de Seguridad pública deberá COORDINARSE con las fuerzas armadas, o sea, queda subordinada, por no decir a las órdenes del ejército y la armada.

Para que nos entendamos, un buen soldado es el que puede acabar con el enemigo, es decir, en términos llanos debe matar al enemigo, en cambio un buen policía nunca debe usar su arma de cargo salvo que su integridad o la de un ciudadano esté en peligro. Por ejemplo, los policías ingleses no traen armas de fuego, solo están armados en condiciones especiales.

Cada quien da su versión, que la política de seguridad nacional fracasó, que la guardia nacional no cumple y no funciona para los fines que fue creada, que el gobierno está preparándose para la reacción por la crisis que viene por el desempleo, el crecimiento de la pobreza, hambre, la inseguridad, falta de atención a la salud, y se tienen que reprimir todos estos descontentos y echar mano de la represión.

Lo que sí se puede decir es que  no podemos retroceder en lo poco que hemos avanzado en el respeto a los derechos humanos, derechos civiles, libertad y democracia; como ciudadanos, debemos estar muy atentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí