Image default
Portada » El fracaso de la Metropolización en La Laguna, el olvido a sus comunidades y la desigualdad
Colaboraciones Destacadas Red es Opinión

El fracaso de la Metropolización en La Laguna, el olvido a sus comunidades y la desigualdad

Por Laguna Soberana

Mucho se habla de la necesidad de «unificar a La Laguna” en una coordinación intermunicipal que permita detonar el crecimiento económico y urbano de la zona, sobre todo en estos tiempos, donde la pandemia por el COVID-19 nos ha mostrado la fragilidad de las instituciones de gobierno, y de la displicencia de la mayoría de los empresarios. Son 3 algunos de los elementos que manifiestan en esta propuesta, de aquí parten para promover la conformación de una zona metropolitana a su medida:

1- El tema principal que se aborda es el de la transparencia y el manejo de los recursos, se busca que esté a la vista de todos, una especie de lucha contra la corrupción que tanto ha dañado a México, y La Laguna no ha sido la excepción y de esta manera poder darnos cuenta en qué se gastan nuestros impuestos o darnos cuenta si se los roban.

2- Otro asunto que les ocupa a los metropolizadores es el embellecimiento de las ciudades y un crecimiento controlado, diseñado entre ellos para impulsar según sus planes una urbe metropolitana sostenible, como por ejemplo, el «Programa Parcial de Desarrollo Urbano para la Zona Norte de Torreón” un lugar residencial y exclusivo de la ciudad.

3- Por último, otro tema importante en su agenda, es el de la inversión industrial, comercial, agroindustrial, y manufacturera, así como automotriz y bancaria, a quienes los gobiernos dan todo tipo de facilidades para que vengan a invertir, y entre tanto beneficio les condonan impuestos, les regalan los terrenos donde ponderan la Planta o negocio, así como  la mano de obra que presumen calificada, pero sobre todo barata.

¿Pero qué tan factible luce esta propuesta de los llamados organismos de la sociedad civil, apoyados por las cámaras empresariales, industriales y de comercio a la Metropolización?

Si bien, la iniciativa suena aceptable y lógica, no deja de ser elitista, antipopular y clasista. La poca visión de estos organismos conviene sin lugar a duda los gobiernos estatales de Coahuila y Durango que mientras ellos continúan detonando el crecimiento y la prosperidad en las capitales con las que se hacen ricos, por su parte La Laguna queda diezmada en estos análisis con tintes de exclusividad.

¿Cuál es nuestra visión al respecto?

1- Sin duda, La Laguna ha sido duramente golpeada por la corrupción y sus efectos secundarios, pero nosotros creemos que no basta con que se firmen convenios de compromiso con los gobiernos donde participen los mencionados organismos civiles, sino necesitamos de participación popular, los sectores más vulnerables no suelen ser tomados en cuenta ni para éste, ni ningún otro tema, siendo que son ellos quienes padecen de la ausente justicia social que con cada elección les prometen. Por ejemplo, el Metrobús Laguna, una obra que se mantiene bajo un misterio de inversión, que ha estado llena de inconsistencias, que ha sido de mala calidad y que ha generado desorden no sólo urbano, sino también económico y social. Por lo tardado de la obra, gran parte de los negocios y pequeños comercios aledaños llegaron al punto de quiebre (golpe a la economía local), además de que dejaron en la ruta troncal poniente de Torreón (centro), a las colonias de aquel sector (todas populares) encerrados e incomunicados por la mala planeación de esta obra. En contraste, hay sitios en toda La Laguna donde no cuentan con drenaje, con agua potable, con servicio de recolección de basura, con luz ni con seguridad pública, servicios básicos que vulnera sus derechos sociales, pero también padecen de hambre, falta de empleo, por ende, del servicio de salud, que son víctimas de la violencia estructural del sistema que violenta sus derechos humanos y terminan despojados de su lugar de origen. Mientras el dinero de los fondos metropolitanos, por decisión de la clase política, y apoyados por las élites empresariales cae a los bolsillos de los corruptos con estas «magnas obras” que en nada benefician al desarrollo humano de la laguna. (Esto es sólo un caso de la desigualdad que se vive en la región).

Te puede interesar: Entre desesperación y hartazgo, personal médico lagunero se hace escuchar

2- Por otro lado, mientras los de arriba hablan de diseñar entre ellos, las ciudades que supuestamente todos necesitamos se olvidan de los caminos terregosos que se supone deberían conectar a las comunidades rurales apartadas con la mancha urbanizada, se olvidan de los territorios en disputa que debido a la ambición de nefastos terratenientes modernos roban propiedades de comunidades enteras para sacar ventaja cobijados por la impunidad, olvidan a los ejidos, a los barrios populares, a los cerros habitados. Dejando de manifiesto que ese diseño urbano no toma en cuenta la pobreza normalizada entre este basto sector poblacional.

3- Por último, el gran interés que tienen en las inversiones, que según ellos y los gobiernos tanto locales como estatales, aseguran que traerán estabilidad y seguridad social a la población en La Laguna, pero el sistema de subocupación que implementan estos monopolios, así como los contratos temporales, y los abusos laborales con turnos de hasta 12 horas a cambio de una miserable percepción monetaria que reciben las y los obreros, habla de la insensibilidad de quienes dicen procurar la estabilidad económica cuando lo que están solapando es la explotación laboral.

También, hacemos énfasis y reprochamos la terquedad de los de arriba en conceder a las empresas que disfrazan de desarrollo económico la destrucción ecológica y ambiental, a cambio de darles nuestros recursos naturales.

Queda claro que La Laguna, más que buscar una coordinación entre los niveles de gobierno y empresarios, lo que hace falta es la unificación de las clases que día con día convergen en la región, aunque en gran parte sea en realidades muy distintas. Hace falta que el pueblo, el de abajo, sea tomado en cuenta en las formas de participación. Nuestro movimiento Laguna Soberana, ve la necesidad urgente de que nuestra región termine con los atavismos de las capitales y busque de manera independiente la justicia social que tanta falta nos hace. Laguna Soberana propone que la democracia debe ser la herramienta principal para defender nuestros derechos humanos y sociales, impulsando una Laguna donde se apoye al comercio local, donde se apueste a la agricultura y no a la agroindustria, donde se busque dar certeza laboral a sus trabajadores con sueldos dignos que les permitan vivir con tranquilidad con sus familias, donde la prioridad de la función pública sea garantizar los servicios esenciales que todo individuo, según la Constitución, tiene derecho a gozar, acompañada de la participación popular mediante pequeñas juntas de gobierno en las comunidades y barrios, que les permita exigir a la autoridad lo que les corresponde, (así como sucede con las asociaciones de colonos en los asentamientos residenciales), una Laguna donde el buen sindicalismo y el modelo de las cooperativas sean tan importantes como las cámaras empresariales, una Laguna donde la industria sea responsable y respete nuestro ecosistema y medio ambiente y dé seguridad a sus trabajadores, pero también La Laguna necesita de gobiernos sensibles, que permitan la participación popular, que no lucren con nuestros recursos naturales, y que procuren en todo momento nuestros derechos humanos y sociales, así como el reparto equitativo de la riqueza.

Queremos dejar en claro que La Laguna no es sólo Torreón, Gómez Palacio, Lerdo y Matamoros, La Laguna está conformada por comunidades y territorios que tienen mucho que decir pero no son escuchados, herederos de quienes a pico y pala forjaron los caminos de nuestra tierra, y la han llevado a donde están en estos momentos. La Laguna no es herencia de los Terratenientes, sino fruto del arduo trabajo de los campesinos y comunitarios que nos dejaron un legado de lucha y regaron con su sudor y sangre los prósperos campos laguneros. La Laguna urge desde ya consolidarse como un Estado libre y soberano, donde todas y todos forjemos el futuro.

¡LA LAGUNA DESDE ABAJO!

* El punto de vista del autor no necesariamente refleja la postura de esta casa editorial, Red es Poder es un foro de voz libre y así será siempre.

Artículos Relacionados

Congreso avala firma de convenio de coordinación para la Zona Metro de La Laguna

Editorial

Gomezpalatinos reclaman un derecho a la ciudad

Laguna Soberana

¿A poco no…? Transformar nuestro mundo

Juan Ceballos
Cargando....