Por Moisés Picazo

Y para terminar con el título de este artículo: EL FRAUDE ELECTORAL NO ES DELITO, el INE no puede alterar un acta, ni puede anular una casilla o una elección, ni puede comprar votos, y menos inducir para que un partido o ciudadano vote en cierto sentido, no maneja dinero, y así podríamos continuar, con una serie de leyendas urbanas o dichos de la gente que el mismo gobierno o partidos difunden no irresponsablemente, sino intencionalmente.

¿Por qué esas afirmaciones, tan fuera de lugar, por no decir sin sentido o por no decir otra cosa? Solo recuérdese que los funcionarios públicos o gobernantes, empezando con el presidente de la república y terminando con el último burócrata, no pueden hacer nada que no esté previsto en las leyes correspondientes, muy al contrario de nosotros los ciudadanos que tenemos toda la libertad, en teoría por la Constitución, siempre y cuando no violemos las normas establecidas o afectemos los intereses de terceros. 

Veamos quiénes hace las leyes por las cuales nos manejamos, convivimos todos o se rigen el gobierno y los organismos públicos, pues les tengo una noticia: las hacen los partidos políticos por medio de sus legisladores, no nuestros; diputados federales y estatales y senadores.

Por ejemplo, veamos el caso del dinero que reciben los partidos, para que no se oiga tan cínico, vulgar y descarado , como siempre en México se usan eufemismos y para no decir el dinero que se gastan, malgastan en algunos casos se roban, se les llaman “prerrogativas” y las da el gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda, no el INE. Por medio de una fórmula hecha por los partidos que el INE aplica porque así está en la ley y además la ley de ingresos y el presupuesto de egresos también las hacen los partidos y se despachan con la cuchara grande.

Veamos este año, que no hay elecciones, con  cuánto se despacharon los partidos, que el INE no les da, en orden oficial y redondeado a millones de pesos:  PAN $909, PRI $856, PRD $419, PT $366, PVEM $400, MC $385, MORENA $1,654: Total $4,989 (millones de pesos), más lo que los gobernadores de los estados le dan a cada partido registrado, el negocio es bueno, lo demás, el país y su gente no importan, ¡que tal!

Mas de Moisés Picazo: Buenas reformas, u ocurrencias, y buscapiés

Las actas son llenadas por los funcionarios de casilla, ciudadanos al cierre, y cada partido por medio de sus representantes las firma y recibe una copia y así llegan al INE, por eso en otra ocasión decía MORENA con 319,449 afiliados a su movimiento debió tener 493,000 representantes en las casillas, estas actas se cotejan en los consejos distritales y para alterar una acta todos los representantes de partido, consejeros y funcionarios se tendrían que poner de acuerdo. Lo cual se me hace muy difícil, por no decir imposible.

El FRAUDE ELECTORAL no es un  delito y no está tipificado como tal, vean la Ley General en Materia de delitos Electorales, 26 Artículos. Al igual que la CORRUPCIÓN, no es delito y mucho menos es GRAVE.

Espero haya oportunidad de ir combatiendo estos mitos y fantasías de nuestra realidad política.

¿Que pasó entonces con este país y su ciudadanía? Que nos hicieron analfabetas cívicos y así nos han manipulado, pero hay esperanza. 

Parafraseando a Abraham Lincoln: Puedes engañar a todos algún tiempo y puedes engañar a algunos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todos todo el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí