Portada Reportaje
Image default
Deportes

Balones y Sandías: Quitarse la venda de los ojos

En los últimos años, alrededor del mundo, naturalmente, se ha abierto un debate que siempre genera mucha expectación y ansia a la hora de acercarse los momentos clave de cada uno de sus personajes, concretamente desde el 2009, la “pasión” que genera el Real Madrid y el Barcelona hace que cuando los dos equipos se encuentren, literalmente el mundo del fútbol se paralice, y es que más que por las “pasiones” que puedan despertar estos dos equipos, el mundo está atento a los dos fenómenos de nuestra pelota; Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro y Lionel Andrés Messi Cuccittini.

Entre discusiones y debates, el mundo ha volcado sus ojos en determinar cuál de estos dos futbolistas tiene el título de mejor jugador del mundo; cada paso que dan, cada comentario que realizan, cada jugada que conjugan, cada gol que celebran, cada título que conquistan, cada escándalo en que se ven inmiscuidos, está siendo vigilado bajo lupa de cientos de aficionados de los dos equipos alrededor del mundo, todos los días, a cada momento. Aún más fuera de España, fíjese usted bien y la convocatoria que se levanta por estos dos equipos crecía a la par de la evolución de estos dos jugadores; y para que me comprendan mejor, nada más note usted los comentarios que hacen sus amigos / conocidos / periodistas cuando uno de los dos comanda y es convocado a su selección, se discute y se les compara todo, desde los títulos que consiguen con cada una de sus naciones y hasta si están marcando una cierta pauta.

El “vecino” se ocupa y preocupa por lo que hace el de a lado, en cada partido que participan estos dos, se hace una cacería de brujas, se le trata de destronar y minimizar lo hecho en la cancha. Si tienen un error, por pequeño que sea, se le multiplica y hace parecer que fue el peor del encuentro, no me mal entiendan, las críticas existen y seguirán existiendo, además de ser el pan de cada día en el fútbol, pero cuando son dirigidas a alguno de estos dos, se realizan de manera desproporcionada e imparcial.

Por otro lado, si hace una jugada magnífica, se le venera como un dios y no hay cuestionamiento alguno que sus aficionados le puedan poner; el aficionado, el hincha, el seguidor, se hace un ciego crítico al fútbol, porque su ídolo, que puede estar destinado a ser el mejor de la historia, juega y no deja que nada ni nadie lo amedrente.

Cada año y en cada semestre, se realiza el mismo y cansado análisis, ¿quién es mejor jugador en la actualidad? ¿Quién se convertirá en el mejor de la historia? ¿Lionel Messi o Cristiano Ronaldo? La verdad absoluta no es poseedora de nadie, la historia misma le dará su lugar correspondiente a cada cual, quitarnos la venda de los ojos y poder admirar a estos dos inmortales y próceres de nuestra pelota debe ser una de las más grandes satisfacciones que como aficionados y amantes a este deporte podremos tener, el ver al argentino y  al portugués en la misma época, más que ser una alegría, parece que se está convirtiendo en un dolor de cabeza.

 

Artículos Relacionados

Mamá de Sugey Parra, desaparecida en Sinaloa, sufre accidente carretero

Editorial

¿Cómo reparar el daño de Édgar Rodríguez? Esto dice la ley

Editorial

Édgar Rodríguez murió casi de manera inmediata: Fiscalía estatal

Editorial
Cargando....