Image default
Portada » Chandan Nayak: con 11 años se va desde los barrios de India a las canchas del Bayern
Deportes

Chandan Nayak: con 11 años se va desde los barrios de India a las canchas del Bayern

El sueño de cualquier niño Torreonense que iba a las retas en la placita de Fuentes del Sur y en el lienzo charro y en la plaza atrás de la iglesia en División del Norte era que, en una de esas, hubiera un visor del Barcelona o del FC Bayern Munich o del  Real Madrid escondido entre la gente que pasaba, o ya de perdido de Santos, de Chivas o de Cruz Azul, y que te llamara con su chiflido de ejecutivo para que fueras a ser suertudamente fichado.

Uno imaginaba que el importante Directo Técnico se iba a asombrar por haber visto cómo se metió el golazo y cómo salió la bicicleta chingona para burlarse a Diego y el túnel de lujo que dejó a Chebo de rodillas. Y luego que iba a decir, así con subtítulos abajo —you know what?— o sea:» ¿sabes qué?» —I want you to go with me and play for my team— «quiero que te vengas conmigo y que juegues para mi equipo».

Lo pensaba uno todo el tiempo y por eso todo el tiempo la pasábamos en la plaza, peloteando, futboleando, toritoreando y quenocaigueando con toda la motivación del mundo.

Bueno, ese sueño norteño le está pasando a Chandan Nayak, de once años, que nació en India en un barrio pobrísimo de Bhubaneswar: Sabar Sahi. Porque lo vieron luciéndose en las canchas de Bhubaneswar, pronto lo solicitaron a que fuera a Alemania a ponerse a prueba en un entrenamiento dos meses en la Academia del Bayern. Chandan empezó a tener problemas porque no estaba registrado en el sistema con su certificado de nacimiento, por fortuna los Ministros de la Unión le facilitaron los trámites y ahora está viviendo una realidad que muchos chicos querrían.

«No recuerdo a mi padre. Mi madre me alimentaba a mí y a mi hermano pequeño trabajando como ayuda doméstica. Yo había perdido la esperanza de visitar Alemania por problemas con mi visa. Finalmente, la conseguí en Kolkata» Chanda, estudiante en la séptima generación de la preparatoria Capital, antes de irse Mumbai y luego a Alemania.

Eso es una gran noticia, que el deporte se conciba como un nido de historias que inspiran a uno a ser mejor, de leyendas urbanas y mitos motivacionales que luego se hagan películas y se ganen el Festival de Cannes del año. Pienso que lo que busca el deporte es eso, inspirar, ganarse los corazones de sus espectadores y hacerlos llorar de emoción cuando la inocencia y la pobreza se convierten en fuego, en ganas y en figuras gigantes que inundan el estadio de bullicios ensordecedores.

Fuente: Firstpost.com

https://www.youtube.com/watch?v=wbTVhkcoA2M» /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Cargando....