Doce años se han ido. Y cada vez se ve más lejano el recuerdo de aquellos niños que ilusionaron con su buen juego a todo un país.

Todo quedó en eso. Una ilusión.

Poco más de una década se fue y solo algunos lograron consagrarse al mejor nivel en la selección mayor.

El cuadro titular frente a Brasil estuvo conformado por: Sergio Arias, Patricio Araujo, Efraín Juárez, Cristian Sánchez, Héctor Moreno, Omar Esparza; Jorge Hernández, Giovanni Dos Santos, Carlos Vela, Adrián Aldrete y César Villaluz.

Héctor Moreno, Carlos Vela y Giovanni Dos Santos serían los más destacados de esta camada, siendo Moreno el de mayor regularidad de los tres. Vela, a pesar de su calidad y su regularidad en Europa, no ha podido ser un referente importante de la selección, ante su negativa a participar en ella durante algunos años.

El caso de Dos Santos ha estado lleno de irregularidad, tanto en selección como en equipos europeos; un jugador que pasó por el Barcelona y era llamado el “Ronaldinho mexicano”, se le llevó muy joven a la selección mayor y mostró destellos de calidad que fueron suficientes para volverlo uno de los protegidos. Un golazo en la final de la Copa Oro de 2011 y un gol frente a Holanda en Brasil 2014 son sus cartas más fuertes. Giovanni es, por sí solo, un ejemplo de lo que esta generación fue para el aficionado mexicano: Mucha ilusión y pocos resultados.

El portero, Sergio Arias, nunca tuvo oportunidad de debutar en 1ra División. Otros como Cristian Sánchez, Omar Esparza y César Villaluz juegan en la Liga de Ascenso Mx. Patricio Araujo, Adrián Aldrete y Efraín Juárez cumplen con aceptable regularidad en la Liga; Juárez llegó a jugar en el Celtic, pero su baja de juego lo regresó a México.

De los que completan la plantilla de aquel campeonato, únicamente Edgar Andrade y Enrique Esqueda tuvieron regularidad en la Liga.

Juan Carlos ‘el torito’ Silva saboreó algunos buenos momentos con el América pero actualmente juega en Guatemala para el  Sanarate FC.

Ever Guzmán llegó a tener minutos con Morelia, pero no logró consagrarse y actualmente milita la USL para el San Antonio Fc.

Alejandro Gallardo, Pedro Valverde, Pedro Cortés, Mario Gallegos y Heriberto Beltrán se retiraron del futbol ante la falta de oportunidades.

Aquel título nos provocó soñar con una selección de mayor calidad, más competitiva y capaz de llegar más lejos en un Mundial.

Algunos tuvieron problemas con sus promotores, otros se marearon en las nubes del éxito juvenil, otros más lucharon por una oportunidad y se enfrentaron a la realidad del futbol mexicano.

Sea cuestión de promotores, de televisoras, de actitudes o aptitudes de los jugadores, esta generación prometedora quedó solo en eso. La esperanza que surgió en 2011 tampoco ha alcanzado las expectativas.

Tristemente este es nuestro fútbol. Un fútbol que siempre nos hace pensar a futuro por lo complicado que es el presente. Un fútbol que busca un pequeño rayo de luz para esperanzarnos a todos de que las cosas están por cambiar.

Los años pasaron y el futuro nos alcanzó. Todo es igual que hace 12 años.

Fotografía de la versión digital del Diario Esto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí