Portada Reportaje
Image default

Melodrama y tragedia. Estos parecen ser los ingredientes idóneos de la televisión mexicana para enganchar a la audiencia con historias en donde da la impresión que el conflicto humano a base del sufrimiento y la prolongación de estados de dolor son funcionales. ¿En qué me baso para asegurarlo? A que toda historia representada muestra un conflicto en donde los protagonistas tendrán que hacer hasta lo imposible para poder estar juntos y así disfrutar de un amor sin la presencia de los antagónicos, pues éstos recibieron su merecido. El culmen de esta historia es evidenciado a partir de una gran ceremonia –generalmente católica–, en donde pareciera todo ser felicidad, algarabía y placeres.

Todos recordamos haber crecido con este tipo de historias rosas que no sólo pertenecen al mercado mexicano, sino que incluso fueron influenciadas por emporios internacionales como lo es Disney, basta con recordar a la Cenicienta, Blanca Nieves, la Bella Durmiente, entre otros; para darnos cuenta que las historias rosas hablan de un ideal al cual pretendemos llegar, sin embargo, de cierto modo éste tiene que mantenerse lejano a nuestra realidad porque de lo contrario ya no serviría como ideal, tocaríamos la dolorosa e inasequible forma de lo palpable y no de la ilusión.

Melodrama y tragedia. Los ingredientes claros usados por el dramaturgo rey de la literatura inglesa y uno de los más celebres de la literatura universal: Shakespeare. Él es responsable de la obra que catapultaría al amor como un concepto que trasciende los límites de lo fructífero y amable, de lo absorto y disfrutable al mostrarnos en sus obras tintes de locura, de traiciones, odios y secretos que forman parte del misterio que hoy en día nos representa el amor. El amor nos destinaría entonces a hablar de una de las obras más emblemáticas de este dramaturgo poniendo énfasis en algunos personajes que sirven para dar orientación a lo que nos causa tanto idealismo de las historias rosas que se desprenden de obras como “Romeo y Julieta”.

Romeo por una parte es un hombre romántico y enamorado, jugando roles desde ser un hombre pacífico hasta llevar a cabo actos de venganza. Es un hombre dispuesto a todo por amor, mostrando dubitaciones en las opiniones de algunos críticos acerca del hecho que lo lleva a culminar con su vida donde algunos lo visualizan como heroico y como un acto de amor, mientras que otros lo posicionan como en el extremo de la cobardía y falta de gallardía del personaje. Por otra parte tenemos a la protagonista de la historia, una mujer llamada Julieta. Esta es sumisa y obediente a la orden de sus padres; conforme avanza la historia se puede denotar como una mujer decidida a retar al destino y al odio efectuado entre las familias enfrentándose a grandes presiones a lo largo de la historia culminando con un final donde al igual que su amado, se quita la vida.

Siendo ellos la historia central, ¿quién es Mercucio? El personaje figura como el mejor amigo de Romeo, es descrito como sagaz, agudo y crítico en su forma de ser y pensar, en algunas ocasiones pareciera como la antítesis de Romeo, sin embargo, preserva la preocupación y la línea de acompañamiento que lo une a Romeo. Éste es muerto en combate para luego ser vengado por Romeo. ¿Qué importancia tiene Mercucio en el fenómeno de historias rosas? Para definir la postura es necesario decir que hay algo que no queda clara en la descripción de Romeo a lo largo de toda la historia: su propia masculinidad. Si bien la obra está enmarcada en el siglo XV en sus últimas décadas, es posible denotar que bajo este contexto las características de los caballeros tienden a ser ubicadas por su dureza, gallardía y lucha en el campo de batalla mismo que serviría de impresión a las doncellas con las que en algún momento podrían elegir para casarse y otras tantas podrían ser sus prostitutas.

¡Ojo! Por supuesto que sé de antemano que la ficción en muchas ocasiones tiene sus falacias en comparación con la realidad; sin embargo, llama mucho mi atención el planteamiento de un personaje que en diversos sentidos está fuera de la descripción del hombre del siglo XV, donde incluso se llega a plantear la posibilidad de un Romeo enaltecido por el idilio de la existencia del amor, es decir, estaba envilecido por la lucha por el amor aparente postergándolo a tal punto que era preferible no conseguirlo en su consumación pues ésto daría como resultado que el disfrute terminara. En este sentido, pareciera que lo que realmente sostenía a la historia de ambos personajes es la certeza total de que las situaciones generadas dieran una irresolución del planteamiento principal de una historia de amor, incluso al culminar con un final catastrófico donde se da por entendido que la consumación del amor no puede existir para ninguno de los dos. Pero, ¿Cuál es el sentido de esto? Pensemos en lo planteado anteriormente: Un Romeo enamorado del amor. Si es así, ¿Qué sucede si la historia descrita por el gran  dramaturgo estuviera centrada en narrar lo que no es el amor? ¿Qué pasa si la verdadera historia de amor estuviera en un plano secundario y fuera descrita como una relación homosexual?

Podría sonar incluso pretencioso, pero el escrito hecho por Shakespeare es factible de un análisis que nos llevará a entender el gancho de las historias rosas con la cultura mexicana e incluso visualizar los focos de machismo y hembrismo escondidos en sus esferas más bajas. Esto lo añado principalmente por la estrecha relación existente entre Romeo y Julieta así como Romeo y Mercucio, la primera habla del pleno cortejo, indagando en la actividad previa a la vinculación establecida entre dos organismos diferentes entre sí pero con la necesidad de crear estabilidad, misma que nunca llega a suceder. Por otra parte tenemos lo evidenciado por Romeo que en acto de valentía y de amor sexualizado se venga por la muerte de su mejor amigo, con el que se encuentra compenetrado y que en muchas ocasiones es representado como su alter ego mientras que con Julieta por “amor” decide quitarse la vida.

Melodrama y tragedia: ¿A quién amó Romeo? ¿Podría haber represión en la obra maestra de Shakespeare? ¿Qué puede decir esto del gancho creado con la cultura mexicana?

Cargando....