Información vía Sin embargo.mx

Australia ha optado por matar hasta 10 mil camellos salvajes, disparándoles desde helicópteros. Los animales compiten por agua y suponen cierto peligro para el ecosistema.

Los camellos salvajes dañan las comunidades del desierto después de que los incendios generan desequilibrio en el ecosistema. Los desastres han cobrado la vida de más de 480 millones de animales en dicho país.

Te podría interesar Bolsonaro se desmarca por incendio en Amazonas

En Australia las autoridades comienzan a sacrificar camellos salvajes, fauna que ha aumentado de manera precipitada. Al buscar agua y debido a su gran número, ponen en peligro a las comunidades que viven en el desierto.

Australia alberga una población de hasta 1.2 millones de camellos salvajes. La cifra que va en aumento, duplicándose cada nueve años. Los costes que generan en daños llega a los 10 millones de dólares australianos anuales, cifra que equivale a los 6.8 millones de dólares.

El daño que suponen los camellos es el daño de infraestructura de los pueblos aborígenes y a la vegetación nativa. El desabasto de agua que ya de por sí sufren estas comunidades, es clave para entender esta decisión.

Los pueblos de la reserva Anangu Pitjantjara Yankunytjara tienen problemas para gestionar el gran número de camellos y su necesidad de agua. Esto conforme a un informe del Ministerio del Medio Ambiente y del Agua de Australia del Sur.

El país vive una de las peores sequías, por lo que la estrategia a la que han acudido es matar a más de 10 mil de estos animales. Equipos de francotiradores profesionales dispararán desde helicópteros para lograrlo, señala el Comité Ejecutivo de APY.

Además de esto se esperará a que los camelos se acerquen por agua para matarlos. Se aprovechará el momento en que se congreguen para facilitar la tarea, ya que normalmente están dispersos. Esto fue admitido por el gerente de Tierras Richard King a la cadena ABC.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí