Portada Reportaje
Image default
Pink Words

Y tú ¿ya te checaste?

Siempre he escapado de las agujas, pero ese día ni siquiera sentí dolor debido a mis chaquetas mentales. Mi brazo izquierdo se encontraba firme mientras mi corazón palpitaba sin cesar. Observé el techo para no ver la extracción de sangre, y claro, aproveché para hablar con Dios y prometerle un mejor comportamiento si todo salía bien.

Dicen que un examen de VIH es como la prueba de embarazo de los gays, y pese al buen consentimiento de mi persona, el miedo se hizo presente. Al leer un negativo como resultado me pregunté “¿cómo es posible que algo tan placentero sea tan peligroso al mismo tiempo?”.

El sexo –al menos para la mayoría– es la actividad preferida del ser humano. Es a través de él donde incluso, el más puritano se convierte en el ser más perverso. Sin embargo, la complacencia termina cuando éste se practica sin protección, pues las consecuencias van más allá de un embarazo no deseado.

El VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) es un microorganismo que ataca al sistema inmune de las personas, debilitándolas y haciéndolas vulnerables ante una serie de infecciones. Es uno de los virus más temidos cuando se practica sexo sin protección, pues contraerlo puede desencadenar la muerte.

En el marco del Día Internacional contra el Sida se reveló que en Coahuila, según estadísticas del Panorama Epidemiológico del VIH de la Secretaría de Salud, de siete casos que se registraron en el 2012, en lo que va del 2016 elevaron a 100; es decir, el número de contagios aumentó en casi mil 500% en los últimos cuatro años.

Dichas cifras revelaron que las principales edades de contagio son de 15 a 30 años en ambos sexos. El sexo sin protección ha provocado que la mayoría de los jóvenes coahuilenses, según la Secretaría de Salud, se contagiaran en su primera relación sexual.

Si bien, el VIH no es un virus exclusivo de los homosexuales, las relaciones anales tienen más riesgo que las vaginales. “En la penetración anal hay más traumatismo, esto significa que se produce una exfoliación de la mucosa que favorece el contacto con la sangre”, explicó el doctor Pere Domingo para El Mundo.

Miles de historias pueden ocurrir en tu cabeza cuando te realizas un análisis de sangre, sin embargo, conocer tu estado de salud es lo mejor para llevar una vida plena.

La prueba del VIH consiste en un análisis de sangre específico que detecta la presencia de dicho virus o de sus anticuerpos en el organismo. Para que el resultado sea fiable se tiene que esperar tres meses desde la posible infección antes de la realización de la prueba.

Cuando una persona practica sexo sin protección no sólo se expone al VIH, sino a otras enfermedades de transmisión sexual como sífilis, gonorrea, clamidia o herpes. No permitas que un minuto de satisfacción arruine tu vida. Usa preservativo y verifica tu estado de salud…¿ya te checaste?

Artículos Relacionados

VIH prevalece en Coahuila; 35 casos nuevos en 2021

Editorial

La desinformación y la homofobia en México

Arturo Junior

Cinco personas con VIH han perdido la vida durante la pandemia de Covid-19

Editorial
Cargando....