Las sociedades de alumnos y mesas directivas son el primer contacto con la política para muchos estudiantes. La decepción de éstos nace a partir de las similitudes con la política que se ejerce en nuestro país. Los candidatos que tienen intenciones sinceras por ayudar son pocos y, la gran mayoría, buscan posicionar figuras mediáticas para conseguir votos y apoyar a quienes desean tener el control de las universidades.

La realidad que se vive en este momento en torno a las sociedades de alumnos es lamentable. Algunas por temor a que los estudiantes alcen la voz y exijan mejores condiciones y servicios terminan controlando todo el sistema para que las metas no sean alcanzadas. En otras, se priorizan intereses de partidos políticos y candidatos que usan como carne de cañón a los jóvenes estudiantes para  conseguir votos y apoyar a quienes desean tener el control de las universidades. Se sabe que quienes buscan una verdadera transformación  y mejorar la carrera o institución a la que pertenecen terminan amenazados, desacreditados o afectados en sus calificaciones, sólo por querer que las cosas sean diferentes y mejores.

A la redacción de Redes de Poder llegó una denuncia de un grupo de estudiantes que buscan generar un cambio en la Facultad de Ciencias Químicas de la UJED de Gómez Palacio. Los afectados no pudieron postular su planilla por las irregularidades en el proceso de registro, situación que es muy común cuando se desea crear un cambio dentro de las instituciones educativas.

La sociedad de alumnos que se encuentra en funciones, buscó que el proceso de elección se hiciera en tiempos donde los estudiantes están distraídos y no cuentan con el tiempo suficiente por estar en periodos de exámenes. Además, la convocatoria para crear una planilla fue casi nula.

El día de ayer se llevaron a cabo las elecciones y sólo existió una planilla registrada que, por cierto, tiene una relación cercana con la sociedad de alumnos actual y busca seguir con la misma visión; la de olvidar las necesidades de los estudiantes y servir a los intereses personales y de terceros.

Los estudiantes saben que esa sociedad de alumnos no representará los intereses de la comunidad y exigen justicia e igualdad de condiciones para quienes buscan ser parte de este tipo de procesos.

Lamentablemente la realidad que se vive en la Facultad de Ciencias Químicas no es única, sino más bien, el reflejo de lo que sucede en las facultades y universidades (públicas y privadas) de nuestra región. Donde al final los intereses de los estudiantes son lo que menos importan.

Admiramos y apoyamos a los jóvenes que de forma anónima están generando un cambio en sus casas de estudio; dándonos el mensaje de que se debe luchar por la verdad, la libertad y la justicia, buscando que la voz y los intereses de los estudiantes sean la prioridad para las sociedades de alumnos y no sólo utilizados como instrumentos políticos y electorales.

 Las sociedades de alumnos permiten crear una identidad estudiantil, generar espacios de reflexión, análisis y critica de lo que sucede en la universidad y en el contexto donde radica y al no permitir la pluralidad de ideas y las contiendas justas, se deja de escuchar  a quienes representan y se termina olvidando la razón de estar en ese espacio.

Redes de Poder tiene el compromiso de ser la voz de quienes requieren ser escuchados, por lo que estaremos dando un seguimiento puntual de lo que suceda en la Facultad de Ciencias Químicas de la UJED en Gómez Palacio y el manejo de las mesas directivas y sociedades de alumnos de las demás universidades.

Artículos Relacionados

En La Laguna 40 médicos han muerto por Covid-19

Editorial

Mesa de Salud Laguna pide no salir por las noches de jueves a domingo

Editorial

Alcalde de Madero suministrará dióxido de cloro para enfrentar la covid-19

Editorial
Cargando....